Paz entre los pueblos. Mensaje navideño a los «catalanes de mierda» y a las «ratas espanyoles»

¿Dejaremos que esta gente nos marque el paso? ¿Los utilizaremos para demostrar que “los catalanes / los españoles” –según nos convenga– son el enemigo? ¿Dejaremos que este sea el nivel de la confrontación?

Por Albano Dante Fachin Pozzi (Twitter: @_cafeambllet)

El 25 de diciembre por la noche hice este tuit:

«Señores: esta foto tiene como 1.000 RT. ¿De verdad es tan importante lo que diga «Axel08» y «Carmelitaa»?

Me pareció que se estaba exagerando por la opinión de cuatro exaltados y creí que elevar a «categoría» los tuits recogidos en este collage era, cuando menos, problemático.

Como era de esperar el tuit generó debate. Algunas personas argumentaron que estos «cuatro exaltados» eran el «reflejo de una catalanofobia más profunda» y que por lo tanto debía ser denunciada. El argumento me pareció oportuno. Otro tuitero fue más allá y dijo que callar ante estas muestras de catalanofobia era como callar ante el maltrato de género. Y tampoco me pareció descabellado: cualquier maltrato, cualquier agresión, aunque se haga de manera puntual y contra un solo individuo, nos interpela a todos.

Pero fue justamente este argumento lo que me hizo seguir dándole vueltas al tema, que para eso sirven los debates y no por «ganarlos». Efectivamente, cualquier catalán (y cualquier persona con dos dedos de frente) no puede evitar sentir asco por un ataque tan gratuito, inútil y obtuso contra una lengua y, por extensión, contra una comunidad de personas. Pero siguiendo con el paralelismo entre esta agresión y una agresión de género, me pareció que había una diferencia. Imaginemos que en un mismo día se producen cuatro casos de violencia de género en Madrid. Sin duda cuatro agresiones de género no son sólo hechos puntuales sino que son indicio de un problema estructural que merece ser analizado con profundidad si lo que queremos es solucionarlo. Pero el hecho de que en Madrid haya cuatro casos de violencia de género nos permite extrapolar este comportamiento a todos los madrileños?

Y me lo pregunto porque justamente eso era lo que estaba pasando alrededor de los tuits que cargaban contra Serrat. En Twitter se podía leer:

 «No van a cambiar. Sean de izquierdas o de derechas, spain is spain. Nos vamos. «

 

«Esto está en el ADN español»

 

«No son pocos, es el ADN español, inmutable»

«ADN español»? Ya se sabe que Twitter es así … Unos exhaltados tiran la bomba y otros responden, igualmente exahltados. Pero la cosa no quedó ahí y al cabo de pocas horas muchos medios de comunicación se hicieron eco de la polémica, elevándola a la categoría de noticia. Dos ejemplos: Nació Digital titulaba:

«Serrat insultado por cantar en catalán en Televisión Española».

La «noticia» estaba ilustrada con el collage de tuits que corría por internet y se limitaba a explicar, en tres líneas, que «al cantautor le han dicho de todo». El Singular decía que

«La polémica se levantó cuando Serrat cantó canciones en catalán, y comenzó a recibir numerosas quejas e insultos a través de las redes sociales»

Y a continuación reproducía los mismos tuits del collage. Ninguno de los dos medios hacían referencia a ningún otro tuit que los 8 mensajes que corrían por Twitter. Ninguno de los dos medios ofrecía al lector un dato que permitiera captar el alcance cuantitativo de los insultos. ¿Cuántos mensajes había habido? ¿Firmaban con su nombre o se escondían detrás de un seudónimo? ¿Ocupaba algunos de los autores cargos representativos?

Nada de eso. Sencillamente se amplificaba una polémica tuitera sin dar datos que permitieran entender el alcance y el contexto de lo que se contaba. A pesar de ello la «noticia» fue muy compartida y visitada. La pieza servía para obtener clicks y por «confirmar» posiciones. Algunos comentarios a la noticia:

«Vuestro desprecio y vuestros insultos son nuestra fuerza. Una evidencia más de que no podemos seguir en este estado. Cataluña independiente!»

 

«Que vayan a cagar a la vía pobres incultos de mierda que sólo saben el idioma de los paletos incultos del reino!»

 

«Es lamentable la educación que tienen estos «españols»

 

 «País de pena, hay que ser muy burro para querer convivir con esta gente.»

 

 «… Son votantes de Podemos. Rompamos el campo ahora mismo «

 

«La señal es muy clara: los hezpanyols no quieren oír nuestra lengua. Mejor no hablar con ellos de nada! Adiós, España!

Así, los tuits de 4 descerebrados se convertían en la confirmación de que «los españoles» odian Cataluña y en la razón más clara en favor de la independencia de Cataluña.

Insisto: no pretendo obviar un anticatalanismo que es real y palpable. Nadie lo puede obviar, basta con abrir ciertos diarios de Madrid o tener un poco de memoria: el LAPAO, la guerra del PP contra el Estatut, las recogidas de firmas, Canal 9, el repetidor de TV3 en Valencia, el peligro que supone llevar una estelada en un campo de fútbol y encontrarte la Policía Nacional …

Efectivamente, hay un problema estructural que merece ser tratado con profundidad. Y justamente por eso creo que es un error enorme quedarnos en la superficie, en el exabrupto y la mala educación, la rabia y el odio.

¿O de verdad nos tragaremos que «los españoles» odian Cataluña? ¿De verdad nos tragaremos que «los hezpanyols» son maleducados y que llevan esta mala educación al ADN? Peligroso. Muy peligroso.

Tan peligroso como que alguien en España pensara que estos comentarios –igualmente descerebrados– representan a los catalanes. ¿A quién beneficia que alguien creyera –por ejemplo– que este desprecio es la bandera de los catalanes que trabajan por la independencia? Conozco muchísimos independentistas que tienen razones muy válidas y respetables para defender su postura y que no basan su posicionamiento en el odio «a los españoles» ni en el desprecio a su ADN. Al igual que también conozco muchas personas que desde la honestidad y el respeto, creen que hay otros caminos políticos a recorrer.

Lamentablemente, sin embargo, hay mucha gente y muchos poderes que quieren avivar esta confrontación. En España hay muchos que quieren hacer que se crea que «los catalanes» odian España. En Cataluña hay muchos que quieren hacer creer que «los españoles» odian Cataluña.

Hace unos años un usuario de Facebook pedía «Zotal para las ratas españolas». Hace unos días en Twitter otro pedía «una bomba en algún colegio reventando a unos cuantos catalanes». ¿Dejaremos que esta gente nos marque el paso? ¿Los utilizaremos para demostrar que «los catalanes / los españoles» –según nos convenga– son el enemigo? ¿Dejaremos que este sea el nivel de la confrontación?

Yo no.

Y atención: en ningún caso quiero decir ­­­–como a veces se propone de manera tramposa– que para evitar la «confrontación» hay que suprimir y enterrar los debates. Al contrario: se necesitan todos los debates y la confrontación. Confrontación de ideas, confrontación de pareceres y confrontación de argumentos. Pero hay que huir de las confrontaciones del ADN, de los pueblos y de las personas.

Escribo este artículo consciente de que mi opinión puede tener carencias, que le pueden faltar herramientas de análisis, que quizás hay algún factor que se me escapa. Soy consciente y por eso estoy dispuesto a escuchar otras opiniones, a hacer lecturas complementarias y, en definitiva, aprender. Hablemos. Aquí abajo encontrarás un apartado donde poder comentar, opinar y confrontar. Mi Twitter es @_cafeambllet y mi email noupaper@gmail.com

Por último, dos mensajes navideños para los que hablan de los «catalanes de mierda» y los que proponen «Zotal para las ratas españolas»:

 1) Hace unas semanas un grupo de ultras irrumpió en un acto en Madrid donde participaba David Fernández (CUP) al grito de «Viva España». Y David respondió: «Al próximo que llame ‘Viva España’ le diremos ‘Viva la España de Lorca». Y añadió: «Nadie destruirá los lazos fraternos» entre Cataluña y España.

 

2) Dos tuits –entre muchos– que no saldrán en los collages. El primero, de Aurelia, de Azuqueca de Henares (Madrid)

El segundo, desde Talavera, es de Samuel, que se define como «madridista»:

 

Dicho todo esto, aprovecho para desear a todos un feliz 2015!

 

Nota: El collage incluye un tuit de @alexandertanned quien había escrito un mensaje donde ponía en cuestión las críticas a Serrat.

14 thoughts on “Paz entre los pueblos. Mensaje navideño a los «catalanes de mierda» y a las «ratas espanyoles»

  1. Yo tengo claro que tanto en España como en Cataluña los que quieren esta confrontación tan maliciosa, son precisamente LA CASTA de la que habla Podemos, que haberla haila tanto en un pais como en el otro, además de los ultra que tambien los hay en uno y en otro.

  2. Comienzo a tener la sensación, casi la certeza, de que la transformación de esta sociedad en otra más justa, pasa por sobrepasar tres líneas de trincheras… la primera nos ocupa ahora, el PPOE y sus raíces del 78, una batalla ya casi ganada gracias a su intrínseca podredumbre y a la anuencia implícita de los mercados… el asalto de la segunda empieza ahora, y para nuestra sorpresa, los que la defienden no son tanto los de siempre, sino el nacionalismo periférico, aquellos que a fuerza de oponerse al nefasto nacionalismo español terminaron por apropiarse de la etiqueta de benéficos, veremos muy pronto como se enfrentan a ese necesario e imprescindible «periodo constituyente» ya que algo así pondría sobre la mesa un todo que no solo esconde abusos de los unos sino también privilegios de los otros… la tercera trinchera por tomar será la de siempre, la irreductible, la que desde hace 2000 años nos rodea, la que dirige desde los altares nuestra educación, nuestro trabajo, nuestras esperanzas, nuestra vida y nuestra muerte… pero esa es otra historia.

  3. Dos estados soberanos e independientes se merecen respeto. Catalunya y España serán países hermanos y sus gentes compartirán amor y sabiduría

  4. ¡Ay Señor! ¡Que mal estamos! o que fotuts estem! Espero que al final se imponga el sentido común contra la estulticia ¡Colla de rucs tots plegats!

  5. Buenooo… pues entonces no entren en Wikipedia, porque en la catalana quitan la bandera de España en listados de banderas de la ONU, de «Jocs Olímpics», de listados de deportistas, etc… o le cambian el nombre oficial a la Comunitat Valenciana, o dicen que «Catalunya es un país europeo situado en el Mediterráneo que bla bla bla…» etc… podría ser debido a que su asociación recibe «dinerico» del gobierno derechista de Artur Mas y de los «derechistas» que le apoyan (ERC, ICV, CUP), aparte de las donaciones.

    Pero es que por el otro lado, el artículo «LEY DE VAGOS Y MALEANTES» de la Wikipedia en español está bloqueado por una camarilla de bibiotecarios vándalos que abusan de su poder para que prevalezca su redacción obsoleta y favorable a la ultraderecha, y lo han secuestrado para que NUNCA se pueda leer la edición bien redactada y referenciada del usuario «descaste» (que ha sido expulsado por no ser ultraderechista), donde se incluyen HECHOS referenciados como que no sólo la II República fue la represora, o no sólo fueron los gays los únicos represaliados el el franquismo, o que la ley permaneció vigente ¡hasta 1995! o que TOOODA la judicatura está en contra de la ley de 2014 que consideran su reinstauración.

    Estos HECHOS deben redactarse en Wikipedia, pues son relevantes. Hasta la Wikipedia se está apuntando en 2015 a la moda de la manippulación, sin conocimiento de los que les donan dinero.

    ¿Sabéis qué? Que creo que PPsoE y CiUERC son lo mismo. Y los que manippulan información hacia los dos lados manippulan igual, ergo SON IGUALES. Ya lo he dicho. Pido su apoyo en Wikipedia, Gracias.

    • Decir que PPsoe i CIUERC son iguales es un error superficial y populista. No es que defienda esos partidos, al contrario, pero el problema es que no son iguales y que todos pecan de maldades también diferentes entre si. Para combatir esos partidos no hay suficiente con decir que son iguales. Son diferentes mierdas que hacen una más grande.

  6. Tens raó, però et recordo que no vàrem ser nosaltres que ens vam imposar el nom de Polacos, Catalufos, Catalinos, etc. I aquests malnoms estan molt extesos. Jo viatjo molt per les Espanyes i, en general, he trobat de tot com a tot arreu, però darrerament hi he vist més agressivitat contra Catalunya. L’única solució és pedagogia, pedagogia i pedagogia. El dia que a les escoles espanyoles s’ensenyi a respectar les diferències les coses poden millorar. Saps perfectament que no hi ha cap mena d’interès perquè això succeexi. També els partits políticos espanyols haurien de canviar d’actitud. No s’hi valen actituds paternalistes del tipus «us estimem molt» No és qüestió d’amor, sinó d’equanimitat. Com deia Espriu» Cervantes i Llull de tu a tu». Ah, felicitats per la revista!

  7. Podría intentar expressar el meu malestar amb batalles i lluites tant allunyades del que realment soc com a individu, més enllà hagi nascut a Catalunya o altre indret, però es fa difícil en un entorn on el questionament de lo independentista pot ser atacat durament, i viceversa… Ho intentaré:
    Soc català, i les meves senyes identitàries com a poble son aquí, en aquestes terres, i vinculades a una forma de sentir i viure que com a català tinc… Però més enllà de tot això soc quelcom més com a persona i… treballador. La meva lluita, es altre que només per una identitat de poble, es per una identitat com a persona, en un context de radicalitat econòmica i política, on les elits aprofiten per consolidar dia a dia el SEU model de societat. I aquest sentiment em fa treballar per un catalanisme popular dins d’un procés de reconstrucció solidari, per un nou procés constituent, que doni sortida als anhels tant de poble com de individu.
    El camarada Antoni Montserrat, en una dissertació propia, emmarcada dintre del procés congresual del PSUC-Viu, ho explica força millor. Si aneu més enllà de les sigles i us centreu en el missatge, el seu analisi es, per a mi, enriquidor: https://xvcongrespsucviu.wordpress.com/2014/11/24/recobrar-la-iniciativa-en-la-questio-nacional/

Deixa un comentari: