CiU, el TTIP y el derecho a decidir

Si se nos niega la posibilidad de decidir sobre este tema, una hipotética independencia de Cataluña sería tan ficticia y tan inútil como la independencia de ciertas colonias africanas.

Captura de pantalla 2014-11-10 a las 18.22.31

Por Albano Dante Fachin Pozzi (Twitter @_cafeambllet) · Una reflexión en torno a esta notícia: «PP, PSOE, UPyD i CIU unidos en favor de un tratado negociado en secreto entre la UE y los EEUU»

En la primera página del Acuerdo de Legislatura firmado por ERC y CiU se puede leer:

“El mandato del pueblo de Cataluña expresado en las elecciones del día 25 de noviembre ha sido claro: un liderazgo compartido y plural para ejercer el derecho a decidir y para buscar alternativas políticas, económicas y sociales para salir de la crisis»

A partir de aquí CiU ha malversado el sentido profundo del concepto ‘derecho a decidir’ a la vez que desarrollaba sus políticas antisociales.

Cualquier persona con un mínimo sentido de la democracia difícilmente se puede posicionar en contra de que sean los ciudadanos los que decidan sobre lo que afecta sus vidas. Pero justamente por eso, cualquier persona con un mínimo de sentido democrático tiene que levantar la voz cuando este principio es traicionado. Y CiU lo ha traicionado.

El pasado 6 de mayo en el Congreso CiU se unió al PP, al PSOE y a UPyD para votar en contra de hacer un referéndum sobre el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP por sus siglas en inglés).

Este tratado es, sin duda, una de las mayores amenazas a la democracia (y al derecho a decidir) que se ha vivido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. El TTIP es el final de trayecto de un camino iniciado por los grandes poderes financieros e industriales para situarse definitivamente por encima de cualquier intento de control por parte de los órganos democráticos.

Votar a favor del TTIP es arrinconar la democracia y votar en contra de hacer un referéndum sobre este tema es la prueba definitiva de que CiU (al igual que el PP, el PSOE y UPyD) considera a los ciudadanos como menores de edad. Su oposición a que los ciudadanos puedan votar demuestra que para CiU el legítimo e inalienable derecho a decidir es sólo una herramienta política al servicio de sus intereses de clase.

Por eso, aquellos que creen en el derecho a decidir están obligados a denunciar aquellos que sólo ven en este derecho una herramienta para usar a su favor y contra los intereses de todos. Por suerte las voces que piden “decidir todo” cada vez son más. En Cataluña, en Canarias, en Madrid o en el barrio de Gamonal.

Unas voces imprescindibles ante aquellos que, como CiU, nos proponen un derecho a decidir que, por acotado, es inútil incluso para lo que sí pretenden someter a consulta. Unas voces imprescindibles frente a aquellos que pretenden una moratoria entre lo que se puede decidir ahora y lo que se puede decidir después. “Primero esto, luego ya veremos” … y después ya será tarde. La historia nos lo enseña.

Josep Fontana -catedrático emérito de Historia de la UPF y Cruz de San Jorge- explica en su libro “Por el bien del Imperio” un episodio histórico que habría que tener muy en cuenta en este tiempo y en este país:

“Mientras Inglaterra consultaba a los africanos en torno a las posibles reformas políticas -sin ninguna prisa para llevarlas a cabo- se tomaban grandes decisiones sobre su economía, que afectarían su desarrollo en el futuro, sin tener en cuenta la su opinión”.

La firma del TTIP no es un hecho que podamos decidir “después”. La maquinaria para imponer este tratado contra la voluntad de millones de personas en toda Europa y los Estados Unidos está en marcha y no contempla en ningún caso el “derecho a decidir” de los pueblos. La intención de sus impulsores, las grandes multinacionales globales –que se han hecho con el control de las negociaciones– es aprobar el tratado antes de que acabe el año 2015.

Por eso, cuando se habla de “decidir todo” hay que tener claro que no estamos ante una expresión de deseo sino de un imperativo insoslayable.

En este artículo analizamos en profundidad el impacto del TTIP sobre la democracia, la soberanía y el derecho a decidir. Y todo indica que si se nos niega la posibilidad de decidir sobre este tema, una hipotética independencia de Cataluña sería tan ficticia y tan inútil como la independencia de ciertas colonias africanas.

PP, PSOE, UPyD i CIU unidos en favor de un tratado negociado en secreto entre la UE y los EEUU

3 thoughts on “CiU, el TTIP y el derecho a decidir

  1. Mi experiencia personal o como el SOC roba a los ciudadanos.

    Mientras el Sr. Mas nos ruega que aboguemos por una Catalunya independiente con el argumento que iremos mejor, yo os pongo a reflexionar que miréis los servicios de administración duplicada que estamos pagando en Catalunya.

    El ejemplo que la administración catalana es igual o peor que la española es el ejemplo de servicios a la ciudadanía que nos da la Generalitat.

    El robo a los parados: Después de aceptar trabajos temporales, precarios y de contratación basura, el ciudadano tiene porque así lo ha pagado, derecho a unas prestaciones mínimas que ya nos han descontado de nuestro sueldo.

    Unas prestaciones por desempleo a las que se tienen derecho, porque insisto ya la hemos pagado con anterioridad en un fondo común. La paradoja es que como te distraigas y no firmes la demanda de ocupación en el término estipulado, (porque no te has enterado y porque los funcionarios no tienen demasiado entusiasmo en explicártelo bien y te atrases 2 o tres dias) te sancionan robándote tu asignación mensual de desempleo.

    Esto es, el ciudadano cumplidor y que paga todo, se distrae por un momento y el SOC, te sanciona robándote tus derechos y la prestación que ya has pagado.

    Así que ya lo sabéis ciudadanos, la administración catalana y española solo da segundas oportunidades a los ladrones, los defraudadores y a los corruptos.

    Por decreto saca leyes de amnistia que defienden a los defraudadores de muchos millones de forma rápida y eficaz.

    Al ciudadano trabajador a la primera vez que se olvida de firmar algo, te sancionan robándote algo que has pagado con tu trabajo y a lo que tienes derecho. ¿Esta es la administración que nos propone Convergencia? El SOC es otra cueva de ladrónes encubierta dentro de esas políticas de derecha, que solo protegen a sus amos los corruptos políticos que tienen comprados los también corruptos dueños del dinero.

    ¿Pero que es el SOC? En teoría es el Servei d’Ocupació de Catalunya. Pero si entras en la WEB que te proporcionan, de entrada te dan una clave con 4 dígitos y no te dejan entrar porque el mínimo que te piden son 5 digitos. Error informático garrafal.

    Pero además si buscas cursos donde mejorar en tu profesión no encuentras nada, porque no hay nada real, no existen cursos que te puedan ayudar a mejorar ni a buscar empleo.

    ¿Entonces para qué sirve este servicio que nos cobran duplicado a los catalanes? Para nada. Doble burocracia y dobles ladrones. Quien tenga alguna duda de lo basura que es este servicio que entre en http://feinaactiva.gencat.cat y lo vea.

    Es un bluff que lo estamos pagando entre todos. Nos estafan en todo. Políticos catalanes y españoles del PP y Convergencia, son lo mismo, unos ladrones.

    Firma: Fotoski el ciudadano ignorante.

  2. Como siempre la culpa és de Catalunya, Malditos catalanes que se marcenca de españa y nos dejen tranquilos… Ja,ja,ja.

Deixa un comentari: