Editorial 1 – Cuando el Gobierno abandona a los ciudadanos

En Cataluña hay gente en la puerta de los hospitales que ha decidido plantar cara contra el dolor y la injusticia que suponen las listas de espera.

Cada vez es más evidente que ni gobiernos, ni legisladores ni jueces son capaces de dar respuesta a las necesidades más básicas de la población. Todos estos mecanismos institucionales han demostrado su incapacidad para hacer valer derechos tan básicos como el derecho al trabajo o a la vivienda. Ante esta situación de abandono que vive la ciudadanía la única solución posible es erigirse como protagonista y garante de estos derechos de manera activa. La PAH es un ejemplo de esta irrupción en el ámbito político con una clara conciencia de que o luchamos por nuestros derechos o nadie lo hará. Entre los muchos frentes que nos piden una implicación directa y decidida está el derecho a la salud.

Los recortes presupuestarios que está sufriendo el sistema sanitario catalán tienen en las listas de espera una de sus consecuencias más dolorosas e inaceptables. Por lo que son, por lo que representan y por los innobles fines para los que se utilizan.

Hoy, en Cataluña, decenas de miles de personas ven afectada su vida por no poder acceder a los servicios sanitarios en un tiempo soportable y de manera adecuada. Personas, con nombres y apellidos, que sufren dolor, que pierden movilidad, que viven la incertidumbre de cuándo serán atendidas, y en el trabajo a pesar de la enfermedad -o que lo pierden por no poder recibir tratamiento adecuado.

En este sentido, hace unos meses el máximo responsable de la sanidad catalana, Boi Ruiz, minimizaba las listas de espera diciendo: “Yo prefiero que se operen los cánceres y no los juanetes”. Una prueba clara de la ineptitud y la falta de humanidad de un consejero que olvida que en Cataluña hay miles de personas que, a pesar del dolor y la desatención sanitaria real que el consejero se permite la frivolidad de menospreciar, deben trabajar para ganarse el pan.

Quien dice juanetes, dice cataratas que impiden ver, túneles carpianos que impiden trabajar o colonoscopias que no llegan nunca. Y a pesar de que el Gobierno minimice y acuse de demagogos aquellos que destapan este crimen -sí, crimen- la realidad está al alcance de quien quiera mirarla a la cara. Según Metges de Catalunya la situación es “extremadamente grave” y califican abiertamente lo que está pasando con las listas de espera de “tragedia”.

Desde hace más de tres años la ciudadanía está trabajando para intentar evitar esta tragedia. Se han creado plataformas, se han hecho informes, manifestaciones, pancartas; pero a pesar de todo, el Gobierno se muestra indiferente mientras continúa recortando y escondiendo la corrupción que ha enriquecido tantos “amigos”. Una indiferencia que es la prueba definitiva de que el poder político ha abandonado cualquier intención de trabajar para los ciudadanos y tutelar sus derechos, como es su obligación y su razón de ser.

Ante este abandono, la ciudadanía no tiene más remedio que defender sus derechos. Y lo está haciendo. Lo hace, por ejemplo, cuando se pone entre la policía y una familia para evitar que sean deshauciados y lo hace cuando se une para denunciar que una ciudadana ha perdido un ojo por una acción policial intolerable. Y lo hace también cuando se pone frente a un hospital para detectar aquella persona que, enferma y sin fuerza, necesita ayuda para hacer valer su derecho a recibir atención sanitaria. A estos últimos dedicamos la publicación que tiene en sus manos. Con el ánimo de reconocer su labor pero, sobre todo, con el ánimo de que su ejemplo sirva para extender toda esta revuelta contra las listas de espera.

Hay que trabajar con la convicción de que no nos podemos quedar impasibles mientras sabemos que cerca de nuestra casa hay personas sufriendo dolor por no tener dinero. En Cataluña, hoy, hay gente que ha decidido plantar cara y rebelarse contra esta situación inaceptable. Hoy, mientras el Gobierno abandona los ciudadanos, unas cuantas personas están, en la puerta de los hospitales, luchando contra el dolor y la injusticia. A pesar de la mentira gubernamental, el silencio mediático y la codicia de los que hacen dinero con el dolor de las personas, la revuelta contra las listas de espera está aquí.


Relacionadas:

2 thoughts on “Editorial 1 – Cuando el Gobierno abandona a los ciudadanos

  1. Pingback: » Listas de espera: sufrimiento para muchos, enorme negocio para unos pocos cafeAMBllet.com

  2. Pingback: » Así se lucha contra las listas de espera cafeAMBllet.com

Deixa un comentari: