• El alcalde de Girona se gasta 3,7 M€ en una colección de arte y los carga a la factura del agua

    by  • 22/04/2014 • Portada • 5 Comments

    banner_dalt_CAST

     Llegeix la notícia en català

    La Plataforma Agua Es Vida destapa que el alcalde mintió sobre el tema en diversos medios

    Lo negó durante semanas, pero al final la verdad ha quedado al descubierto: los 3,7 millones de euros que se gastó el alcalde de Girona en cuadros saldrán de la factura del agua de los ciudadanos. A continuación explicamos la historia de una alcaldada que dará mucho de sí.

    Picasso en tiempos de crisis

    La historia comenzó cuando Carles Puigdemont, alcalde de CiU de Girona, propuso comprar la colección de cuadros del crítico de arte fallecido recientemente, Santos Torroella. Dice Puigdemont que tener esta colección (con obras de Picasso, Dalí y Miró) supondrá «una oportunidad de desarrollo económico». Pero la propuesta encontró un enorme rechazo ciudadano. El pasado 15 de marzo, mientras se votaba la propuesta en el pleno, miembros de la PAH y la Red de Derechos Sociales se manifestaron a las puertas del ayuntamiento: “No tenemos casa para colgar cuadros», gritaban.

     

    Tránsfugas a favor

    A nivel político, la cosa no iba mejor. PSC, CUP e ICV advirtieron que votarían en contra. Finalmente, y gracias a la abstención del PP, el voto favorable de un tránsfuga y el de un miembro de Reagrupament, la votación quedó empatada. El voto de calidad del alcalde desempató y la compra se aprobó. Pero los problemas del alcalde aún no habían terminado.

     

    ¿De dónde sale el dinero ?

    Uno de los argumentos más repetidos durante las semanas previas a la votación en el pleno era: “Gastarse 4 millones de euros en cuadros en época de crisis es un escándalo”. Pero el alcalde Puigdemont contestaba: “el Ayuntamiento no se endeudará para hacer la compra ya que el dinero lo pondrá la empresa del agua”. Efectivamente, el dinero para la compra de los cuadros salen de los 3,7 millones que la empresa de aguas AGISSA paga al Ayuntamiento a cambio de la prórroga de la concesión de abastecimiento de agua en Girona que el mismo Puigdemont aprobó hace pocos meses. Esta explicación, sin embargo, lejos de tranquilizar a los gerundenses, generó dudas, y muchos temían una subida del recibo del agua para pagar los cuadros. Y aquí comienza el periplo de Puigdemont. En los días posteriores a la aprobación de la compra, el alcalde se paseó por radios y televisiones negando la relación: “Rotundamente no, el fondo de Santos Torroella no lo pagarán los vecinos de Girona con el recibo del agua» dijo en declaraciones a la Cadena Ser Girona. Mientras tanto, miembros de la plataforma Agua Es Vida se miraban con lupa el contrato entre AGISSA y el Ayuntamiento. Y descubrieron la mentira de Puigdemont. El día 27 de marzo emitían un comunicado muy duro: «el Ayuntamiento de Girona no puede afirmar que el pago del fondo Santos Torroella no saldrá de los recibos del agua. Afirmar esto implica o no contar la verdad, o bien desconocer el correcto funcionamiento de esta operación». Es decir: o el alcalde miente o el alcalde no tiene ni idea de lo que dice el contrato. Teniendo en cuenta que el contrato está firmado por el alcalde, la hipótesis de la mentira cobra fuerza. Veamos.

     

    La mentira del alcalde

    El 20% de la empresa de aguas AGISSA es público, y el 80% restante está en manos de La Caixa, Agbar y FCC. Pues bien, la gente de Agua Es Vida descubrió que en la cláusula octava del contrato entre el Ayuntamiento y AGISSA establecía que «el socio privado» (La Caixa, Agbar, FCC…) pondrá 3,7 M€ para pagar el canon al Ayuntamiento, que los utilizará para comprar los cuadros. Pero esta misma cláusula dice que AGISSA deberá devolver durante los siguientes cuatro años al «socio privado» los 3,7 M€ que ahora sirven para comprar los cuadros, más los intereses. ¿Y como devolverá el dinero AGISSA a La Caixa, Agbar y FCC? Pues si tenemos en cuenta que la única fuente de ingresos de AGISSA son los recibos del agua que pagan los vecinos, los 3,7 M€ deberán salir… de los recibos de los vecinos, que son quienes terminarán pagando los cuadros y los intereses que se llevará La Caixa para toda la operación. Unos intereses que, por cierto, el Ayuntamiento se ha negado a hacer públicos.

    La Plataforma Aigua És Vida trabaja para defender la gestión pública del agua. Contacto: plataformaaiguaesvida.wordpress.com

    Síguenos en Twitter porque tenemos mucho más: @_cafeambllet

    banner_baix_CAST

    About

    Per contactar-me: noupaper@gmail.com Per seguir-me a Twitter: @_cafeambllet A Facebook: cafeambllet

    http://www.cafeambllet.com

    5 Responses to El alcalde de Girona se gasta 3,7 M€ en una colección de arte y los carga a la factura del agua

    1. Sandra
      24/04/2014 at 11:14

      No me extraña si es que en Gerona emprimen a los ciudadanos.Yo soy de residencial park maçanet de la selva,un pueblo de Gerona ,estoy pagando una barbaridad de impuestos de basura,cada 3 meses racionados y luego por si no tienes problemas de dinero el Ibi ,q cada vez es más caro,¿Podríais investigar los impuestos de basura de maçanet de la selva?porfavor cuando veáis las cantidades alucináis ,gran revista café amb llet seguir destapando abuso de poder,gracias

    2. Massi
      25/04/2014 at 21:31

      peró i sobre tot visca l’independencia!!

    3. adela ramos
      22/05/2014 at 03:45

      Sandra, yo también tengo una casa en Residencial Park. pagamos muchísimo de agua y además en verano sale sucía, asquerosa no apta para el consumo ni para lavar la ropa. Hemos puesto miles de quejas al Ayuntamiento de Maçanet de la Selva y la cosa sigue igual. La empresa del agua es REC Madral y esta en LLagostera. Cada año estamos igual y no nos hacen caso alguno.

    4. adela ramos
      22/05/2014 at 03:47

      perdón se me olvidaba, para llenar la piscina tenemos que recurrir a cubas de agua que pagamos muy caras.

    5. 11/08/2014 at 21:07

      No nos damos cuenta que cualquier servicio necesario para los ciudadanos que sea rentable, los gobernantes corruptos de turno, privatizan una parte del mismo para beneficiar a sus amigos o socios a cambio de compensaciones en dinero negro o en cargos que tienen pactados y de los que se benefician al dejar el cargo publico.

      Si el servicio es muy rentable, lo venden todo argumentando que hace falta dinero para prestaciones.

      Así vendió el Aznar la parte de Telefónica y es por ello que las petroleras y multinacionales mandan en los países de todo el mundo.

      La democracia esta en peligro con esos crápulas. Hay que cambiar el enfoque económico si queremos volver a ser un país del primer mundo.

      En caso contrario seremos un socio preferente en los países bananeros, con Rajoy y Pujol al fente enarbolando las banderas de la corrupción.

    Deixa un comentari