• La Corporación de Salud Maresme y La Selva: un agujero negro de 100 millones de euros al año

    by  • 20/03/2012 • Portada • 0 Comments

    (traducción amb Google Traductor)

    Si usted, estimado lector es uno de los 180.000 ciudadanos que reciben atención sanitaria pública en la comarca de la Selva o el Alt Maresme debe saber una cosa: usted ha pagado por este servicio el año 2010 595 euros. Si en casa sois cuatro, sale por unos 2.377 euros anuales. Así, el dinero sumados de estos 180.000 ciudadanos hacen un total de 100 millones de euros, el dinero público que recibe la Corporación de Salud Maresme y La Selva para prestar sus servicios.

    Lo primero que hay que decir es que la relación calidad / precio es inmejorable. Con 594 euros al año a la sanidad privada no hay ni para empezar. Dicho esto, ponemos el dedo en la llaga: ya los usan bien estos 107 millones de euros salidos de los bolsillos de todos los ciudadanos? La respuesta es terrible: no lo sabemos. No tenemos ni idea. Pero si es dinero público, bien que debe estar controlado, ¿no? Querido lector, la triste realidad es que ni usted ni nosotros, pobres periodistas, podremos saber nunca en qué se gastan cada uno de estos euros. Aunque salen de nuestros bolsillos. Hacemos un vistazo.

    Primero vamos a ver lo que si sabemos. Pagar los 1.400 profesionales de la CSMS sale por unos 68 millones de euros. Después tenemos unos 35 millones de ‘material, suministros y otros’. Los 4 millones restantes corresponden a gastos financieros, inversiones en edificios, etc. Total, unos 107 millones.

    Al cafèambllet, sin embargo, hemos querido hilar un poco más delgado. Hemos querido saber, por ejemplo, a que se destinan exactamente los 82.735 euros de “atenciones protocolarias y representativas”. Hemos preguntado qué “estudios y dictámenes” se encargaron con los 232.689 euros dedicados a estos menesteres. Hemos preguntado a qué se refieren exactamente cuando dicen que se gastan 309.980 euros en ‘Cons.repar.mant. equipos proc.dades, progr. y repr “(sic). Más preguntas que surgen mirando el presupuesto: exactamente a qué se refieren cuando dicen que gastan 531.179 euros en “formación del personal propio”? Como se puede ver, son cifras importantes que, teniendo en cuenta que salen de nuestros bolsillos, sería bueno conocer su destino. Un último ejemplo: en que se gastan los 459.598 euros del apartado ‘gastos varios’?

    Hace casi un año que intentamos obtener estos datos . Desde el cafèambllet primer tuvimos que entender el entramado: ¿quién es el responsable? ¿Quién firma los contratos? ¿Quién gestiona? ¿Quién decide? ¿Quién prioriza? El sistema, lejos de facilitar un funcionamiento claro y transparente, es una jungla de competencias, de delegados, subdelegados, administradores, empresas semi-públicas, empresas semi-privadas, funcionarios, empresarios …

    Cuando empezaron a ver el final del entramado tuvimos claro que por más complejo y por más manos que se mezclen en todo el proceso, si el dinero son públicos quien debe dar cuenta son los representantes de los ciudadanos: los políticos. Teniendo en cuenta que el máximo órgano de gestión de la CSMS es el Consejo Rector integrado por los alcaldes de la zona, y teniendo en cuenta que son ellos los que firman las actas donde se deciden dónde va el dinero, dirigimos nuestras preguntas a ellos .

    ¿Qué hemos preguntado?

    En cuanto a la gerente del CSMS, Núria Constans: cuánto cobra? Tiene cláusula de rescisión? Tiene dedicación exclusiva o compagina su trabajo pública con el sector privado? Hay un informe de compatibilidades? ¿Quién lo ha elaborado? Silencio. A pesar de estar pagado con dinero de los ciudadanos el sueldo del máximo cargo de la CSMS es a día de hoy un secreto.

    Otra pregunta interesante: ¿Qué% de los 107 millones de euros se adjudican sin contrato público, a dedo? (Hay que recordar que cuando los contratos son de menos de 18.000 euros no hay que hacer un concurso público). Teniendo en cuenta los diversos escándalos conocidos en lugares como Reus, donde cargos políticos en la sanidad municipal han sido adjudicando contratos a sus propias empresas, es sospechoso que se esconda esta información.

    Si la Oficina Antifraude de Cataluña ha visto indicios suficientes para investigar Ramon Bagó,por qué nadie quiere decir cuántos contratos adjudicados a dedo y por qué importe ha recibido Bagó estos últimos años? ¿Por qué no explican exactamente qué informes son los que han costado € 232.000 a los ciudadanos? ¿Dónde están estos informes? ¿Qué título tiene? ¿Quién los hizo? No saben-no contestan.

    Gastos de protocolo? ¿De qué hablamos? De hoteles de lujo o de tarjetas de presentación? De ramos de flores y cava o de bolígrafos? Son 82.000 los ciudadanos que caen en un agujero negro al que no hay manera de acceder.

    ¿Qué empresas reciben los contratos para gastarse 404.000 euros en ‘material ordinario no inventariable’?

    ¿Cuáles son las otras empresas de empresas que realizan otros trabajos ‘por 5,9 millones de euros?

    Dónde van a parar exactamente los 459.000 euros del apartado ‘otros gastos diversos’?

    Todas estas partidas, todas las decisiones relacionadas con el destino de ese dinero las toman los alcaldes de Blanes, de Lloret y de Calella. Preguntamos a José María Juhé (PSC) cuando era alcalde de Calella, preguntamos a Josep Trias (CiU) cuando era alcalde de Blanes. Ahora hemos preguntado a Romano Codina (CiU), alcalde de Lloret, en Monserrat Candini (CiU), alcaldesa de Calella ya Josep Marigó (PSC), alcalde de Blanes. Ninguno de ellos ha contestado. Ninguno de ellos quiere explicar a los ciudadanos donde exactamente sus 107 millones de euros.

    Deixa un comentari